Campaña de detección de enfermedades infecciosas felinas

Hasta el día 15 de Diciembre permanecerá activa la campaña de detección de leucemia, inmunodeficiencia y peritonitis infecciosa felina (PIF) a precios reducidos.

Se trata de tres enfermedades infecciosas que pueden resultar mortales para los gatos y de fácil contagio mediante el contacto con otros gatos infectados. Hay que tener especial cuidado con aquellos animales que tienen contacto con el exterior, con otros gatos o en casos de introducir un nuevo gato en la familia, ya que son enfermedades de alta incidencia entre los felinos procedentes de la calle o de colectivos donde convivan muchos gatos (criadores, protectoras, etc.). Es recomendable realizar una analítica anual en aquellos casos en los que hay posibilidad de tener contacto con el exterior o con otros gatos. También se recomienda la realización de dicha analítica antes de introducir un nuevo gato en la familia. En aquellos animales que no tienen contacto con el exterior es recomendable hacer un control analítico de estas enfermedades al menos una vez en la vida, ya que si bien es cierto que en estos casos es complicado que exista contacto con los virus desencadenantes de estas enfermedades, podría darse el caso de que los introdujésemos en casa con el calzado o si tenemos contacto con gatos infectados.

Otro factor que hay que tener en cuenta es que son virus que pueden estar latentes (dormidos) sin causar ningún síntoma en el gato durante muchos años, es lo que llamamos portadores asintomáticos. Serían animales aparentemente sanos, pero que resultan contagiosos para otros gatos.

Las tres enfermedades tienen un carácter muy virulento resultando generalmente mortales. Actualmente no existe un tratamiento que resulte eficaz para sanar al gato afectado, aunque si se detectan antes de que comiencen a dar problemas sí es posible ofrecer una mayor esperanza y calidad de vida.

También cabe destacar que sólo existe vacuna frente a la leucemia felina y la peritonitis infecciosa, pero por desgracia no existe una vacuna actualmente frente a la inmunodeficiencia felina (en Estados Unidos se está comercializando una vacuna pero no se tiene mucha información sobre ella).

Volver